Archivo por meses: diciembre 2013

El cementerio de La Recoleta

Son buenos los aires de Buenos Aires porque sobre ellos circula la literatura. Son buenos sus mares y sus puertos -basta con mirar a Borges -, y sus tierras y, cómo no, lo que hay debajo de ellas. Una muestra impecable que agrupa los tesoros subterráneos bonaerenses es el insigne Cementerio de la Recoleta. Si visitas la capital argentina y ya te hartaste del Luna Park -complicado pero no imposible -, no dudes, che, en darte una vuelta por la Recoleta.

Sigue leyendo

¿Miedo a viajar en avión?

miedo-a-volar-un-miedo-aprendido

Muchas personas, se reprimen de hacer el viaje soñado por una simple razón: aerofóbia. Para los aerofóbicos, volar es una razón de angustia y ansiedad. Sin embargo, no es algo que no se pueda manejar. Si padeces esto o conoces a algún aerofóbico, en el siguiente post de brindaremos algunos tips.

Sigue leyendo

Barcelona, nuevo punto para la Nochevieja

Durante cada año, y al finalizar cada uno, las televisiones de todo el mundo apuntan a ciudades como Londres, New York, Sydney, Madrid, Rio de Janeiro y los minutos finales para el final de un año y el comienzo de otro. El gran espectáculo que junta la mirada de millones de personas en todo el mundo, es muy bien preparado y es ya, desde hace más de diez años, como lugar turístico en estas fechas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sigue leyendo

Descubriendo el Patrimonio Cultural Inmaterial

Huaconada, danza ritual de Mito (Perú)  (Foto: Carlos Daniel Gomero)

Huaconada, danza ritual peruana.  (Foto: Carlos Daniel Gomero)

Recuerdo que hace algunos años encontré en Internet un artículo sobre una nueva iniciativa de algunos países, los cuales buscaban preservar el “Patrimonio Cultural Inmaterial”. Reconozco que en un principio no le tomé importancia al asunto y ni siquiera sabía a qué se refería dicha definición. Pensaba que era parte de algún proyecto que solo buscaba que algunos países presuman de sus atractivos y, además, recordé que ya existía una Lista del Patrimonio de la Humanidad (al 2013, está compuesta por 781 lugares). No le veía sentido a dicha propuesta, pero el tiempo me haría cambiar de opinión.

Sigue leyendo

El lugar donde habita el miedo

Escribo esto desde algún rincón indetectable de mi habitación. A oscuras. Mi casa no es amplia ni veraniega ni tiene un enorme jardín ni una posadera ni patio para los caballos. Tampoco me apellido Usher. Pero recuerdo aquel apellido y aquella casa y aquel jardín y aquella posadera y aquel patio para los caballos y me es imposible no estremecerme. Un hilito de luz ilumina la primera página de un libro: está escrito “Edgar  Allan Poe” en letras góticas. Es el miedo en el estado más natural. Algo así debe sentirse al estar dentro del museo, en Richmond. Algo así, pienso y no puedo describirlo. Algo así.

poemus01

En el estado de Virginia, en la ciudad de Richmond, el Museo de Edgar Allan Poe alberga la mayor colección de objetos del escritor y, dicen algunos, hasta su espíritu. El museo fue creado el 1921 pero el edificio, completamente empedrado, tiene más de 300 años de antigüedad. En la parte posterior hay un pequeño santuario, un patio ajardinado con un enorme compendio de plantas mencionadas en la intensa obra de Poe.

En las casitas alrededor del museo se puede ver la cama que utilizó Allan Poe en su infancia. Podemos, además, encontrar el escritorio y la silla en la cual el escritor maquinó los más siniestros relatos y pulió su impecable prosa. Algunos otros objetos, bastante precarios, como el espejo de su esposa fallecida, se exhiben en un tétrico edificio donde más de una persona ha visto pasear, incesante, una sombra sigilosa en pleno fulgor lunar.

poemus03

El museo en sí está dividido en seis sectores muy compactos: la entrada/tienda de souvenirs, el cuarto de la infancia (la cual contiene un artefacto para consumir opio que no debiera faltar en la casa de ningún escritor deprimido), el jardín, una recreación de su estudio, un salón de exhibiciones que rotan por temporada, y otro dedicado a sus últimos días.

En el espacio de exhibiciones temporales hay una muestra de objetos relacionados con su célebre cuento “La Máscara de la Muerte Roja”. En otra de las  cámaras se encontraban varios efectos personales del melancólico escritor: cartas, primeras ediciones de sus cuentos y poemas y este monumento en mármol donado por un grupo de actores de Nueva York, en reconocimiento a sus contribuciones para el escenario.

poemus06

El jardín tiene una historia aparte. Ya que se trata de un lugar amplio, es el lugar preferido de muchos novios para tomar sus fotos de boda. En más de una ocasión, al revelarse las fotos, han aparecido personajes que jamás estuvieron en el momento en que se expidió el flash. Las fotos de unos niños (un hombre y una mujer) han aparecido más de una vez y se ha generado un ambiente de desconcierto con respecto al lugar ¿Inexplicable? Sí, definitivamente. Así es Allan Poe.

@JairZevallosM