Comidas extrañas de España.

Tenemos la idea de que la “comida rara” solo pertenece a puntos culturalmente muy alejados como África, Oceanía o Asia, o también a los territorios menos occidentalizados de nuestros propios países. Sin embargo, en Europa también hay comidas que consideraríamos bizarras en el sentido anglosajón de la palabra. Y varios ejemplos de ello se consumen en España.

Buñuelos de cerebro:

Los buñuelos son un pequeño postre querido por demasiadas familias en todo el mundo con influencia occidental, pero lo que nadie imaginaría es que existe un método de preparación cordobés que consiste en sacarle los sesos a un cordero, rebosarlos con huevo  y freírlos hasta que estén bastante dorados.

Sesos para el postre. Foto: tiritinyam.blogspot.com

Sesos para el postre. Foto: tiritinyam.blogspot.com

Sesos de cordero en  su cráneo:

Típico de La Rioja, este extraño platillo se prepara decapitando al cordero, abriéndole el cráneo y horneando la cabeza entera aderezándola con cebolla. La idea final es usar el cráneo como un mero recipiente y disfrutar del sabor del cerebro cocinado.

Más sesos. Foto: www.logsoku.com

Más sesos. Foto: www.logsoku.com

Crestas de gallo:

Aunque es propio de Zamora, se trata de un alimento tradicional que poco a poco está siendo dejado de lado, por lo que los habitantes del lugar luchan por rescatar el plato y recordar su presunto origen en la mente del mismísimo Leonardo da Vinci. Para un sabor delicioso, el secreto es elegir un gallo con más de doce años de edad.

Fácil de preparar. Foto: cocina.facilisimo.com

Fácil de preparar. Foto: cocina.facilisimo.com

Lamprea y sangre:

La lamprea es un animal marino aterrador cuyo interior está repleto de dientes que lo convierten en “el drácula de los mares”. Es un pez sin mandíbulas que dejan sin sangre a sus presas. También es un delicioso alimento en Galicia, donde se les suele preparar bañándolos en su propia sangre.

Lamprea cocinada con su sangre. Foto: www.theapricity.com

Lamprea cocinada con su sangre. Foto: www.theapricity.com

Leche con bacalao:

Lo que se considera normal es consumir leche sola, leche con cereales, leche con pan, etc… ¿pero con bacalao? así suelen consumirla algunas familias en País Vasco.  Se puede usar la leche tanto fría o caliente con trozos de bacalao sin más. El sabor es todo un desafío por eso no es de extrañas que su consumo no sea tan popular.

No tan "típico" que digamos. Foto: jugandoconfogones.es

No tan “típico” que digamos. Foto: jugandoconfogones.es