Curiosidades y consejos sobre viajar a Turquía

Turquía, aunque geográfica y culturalmente es oriental, tiene también una importante esencia europea por ser un país euroasiático. Por eso para muchos de nosotros, que estamos acostumbrados a estereotipos e ideas preconcebidas para entender lo que aún desconocemos, se nos hace algo complicado imaginar una nación así.

Foto: www.passiontrvl.com

Foto: www.passiontrvl.com

Aquí te dejamos unas curiosidades y consejos para tu próxima visita:

Curiosidades:

  • A pesar de que Estambul es su ciudad más conocida y a menudo es confundida como la principal, lo cierto es que su capital es Ankara.
  • Es de los países islámicos con menos muestras de fundamentalismo religioso, de hecho su estilo de vida es relativamente muy europeo y liberal a pesar de que su población es 96% musulmana.
  • Turquía recibe al año aproximadamente unos treinta millones de turistas.
  • Tiene una extensión territorial de 750 mil kilómetros cuadrados, con 23 764 km² dentro de Europa.
  • Tiene setenta y cuatro millones de habitantes y se hablan hasta treinta y seis lenguas distintas.
  • El legendario Santa Claus o Papa Noel, fue inspirado en un individuo real que vivió como obispo de Myra en Demre, Turquía.
  • El primer hombre que pudo volar fue de origen turco, se llamó Hezarefen Ahmet Çelebi y se valió de dos alas artificiales para volar desde la Torre Gálata de Estambul hasta el distrito de Üsküda en el siglo XVIII.
Foto: www.turizmtatilseyahat.com

Foto: www.turizmtatilseyahat.com

Vacunas:

Para todos los interesados en conocer Turquía es recomendable que se vacunen previamente contra la difteria, poliomielitis y tifoidea. Si bien en  sus zonas más desarrolladas y turísticas no hay prácticamente ningún riesgo de contagiarse de algo, en el interior si hay cierta posibilidad.

Hospitales:

Foto: marmassistance.com

Foto: marmassistance.com

Turquía tiene buenos servicios de salud y reputadas clínicas y hospitales, en especial en sus zonas más turísticas. De cualquier forma hay que ser muy precavidos porque la mayoría de enfermedades son estomacales y se contagian a través de los alimentos.

Agua:

Evita tomar el agua de los grifos, es mejor que optes por la que te venden en botellas o la que puedes hervir en una casa. También abstente de consumir los cubitos de hielo que vienen en algunos refrescos, ya que éstos suelen estar hechos con agua no hervida.

Comidas:

Foto: www.just-eat.es

Foto: www.just-eat.es

La comida turca es bastante variada y deliciosa. Gran parte de sus mejores platos contienen ingredientes como calamares, los tomates, la berenjena y muchas frutas y vegetales en general. El pollo y el cordero también son esenciales y se encuentran en delicias tales como el kebab, el dürüm y el döner.

La bebida más popular es el raki, una especie de anís helado.

Seguridad:

Foto: azeemazeez.com

Foto: azeemazeez.com

Turquía es un país con la fama de ser bastante seguro, sobre todo en Estambul. Aunque muchos no lo crean, en ese país la tasa de criminalidad está por debajo de varios países netamente europeos. Pero claro, cuando eres un extranjero siempre debes tener especial cuidado con los hurtos y timos.

Vestimenta:

Los turcos tienen una forma de vestir bastante occidental a diferencia de otros países musulmanes, y eso incluye a las mujeres. Por lo general las mujeres van como quieren, a menos que tengan que entrar a una mezquita o que ellas por voluntad propia deseen seguir un código al respecto.

Ir de compras:

Foto: elcomercio.pe

Foto: elcomercio.pe

Visitar centros comerciales u otro tipo de tiendas es una experiencia que va más allá del simple hecho de consumir. La artesanía y esencia turca está presente en la mayoría de sus locales, así que es recomendable que los visites ya sea que quieras comprar algo o no.

Propinas:

Dar propinas es parte de la cultura nacional y está mal visto hacerse el indiferente al respecto, en especial en los restaurantes. Comúnmente se suele dejar un 10% o 20% del total a pagar.

Foto: realestatenews.com.tr

Foto: realestatenews.com.tr

 Estilo de vida:

Como dijimos en la sección de curiosidades, Turquía es quizá el país musulmán donde menos pinta el fundamentalismo y donde casi nadie se hace problemas con quienes optan por una vida secular. Pero cabe mencionar que conserva ciertos valores tradicionales que probablemente tus padres y abuelos consideran perdidos en Occidente.